La breve historia del tranvía

¡Y por fin llegó el tranvía! Me subí en la parte de atrás que era la zona más tranquila, me encendí un puro y se me sentó al lado una mujer. No pude evitar mirarla; ni yo ni nadie, me temo. Era rubia y muy elegante, parecía sacada de las películas de los años 40;Sigue leyendo «La breve historia del tranvía»

Carta baja, baja carta, alta carta ¡carta alta!

Carta baja, baja carta, alta carta ¡carta alta! Como podéis ver no se me da nada bien recordar los juegos de cartas, y no solo eso, apenas recuerdo cómo se juega. Hoy me he despertado pensando en una escalera de cartas, por un momento he pensado que estaba en el País de las maravillas comoSigue leyendo «Carta baja, baja carta, alta carta ¡carta alta!»