Bolsa decorada

Hoy os propongo decorar vuestras propias bolsas para llevar libros, la compra, el táper o lo que queráis. Hace tiempo me hice con ellas porque las vi con descuento y siempre había querido tener mis propias bolsas decoradas, pero hasta el otro día no las personalicé.


Esta forma de decorar las bolsas es muy fácil, podéis hacerlo tan solo en 30 minutos:

Material

      1. bolsas de tela
      2. plancha
      3. plantillas
      4. pintura de tela
      5. cinta de carrocero
      6. trapo viejo
      7. cartón

Antes de nada debemos planchar la bolsa de tela para que no tenga arrugas, ya que si no lo hacemos nuestro dibujo puede quedar mal. Primero introducimos un cartón dentro de la bolsa para que la pintura no traspase, después colocamos la plantilla que queramos plasmar encima y la sujetamos con cinta de carrocero para que no se nos mueva. Pintamos con una brocha de estarcido especial para la técnica del estarcido, ya que si pintáramos con un pincel normal la pintura se arrastraría por debajo de la plantilla.

La pintura se aplica sin arrastrar, sino dando golpecitos con la brocha de estarcido por encima de los huecos de la plantilla que es el dibujo que quedará plasmado encima de la bolsa.

Hay dos formas de pintar: si queremos que la bolsa quede decorada con poca pintura utilizaremos un trapo antes de aplicar la pintura encima de la plantilla, es decir, golpearemos el pincel encima del trapo para que suelte pintura, si por en cambio queremos que nuestra bolsa tenga mucha pintura podemos aplicar la pintura directamente o bien pasar dos capas.

Finalmente quitamos la cinta de carrocero y la plantilla y dejamos secar la pintura.

effect-express1433104595363 effect-express1433104989485

Os dejo este vídeo por si queréis ver en qué consiste la técnica del estarcido y cómo hacer plantillas:

¿Os ha gustado esta idea? ¿Os animáis a hacer vuestras bolsas?

¡¡Os deseo una feliz lectura con vuestra nueva bolsa de tela para llevar libros !!

Anuncios

Marcapáginas con washi tapes

Para inaugurar esta nueva sección: DIY literario, os traigo uno de los objetos más coleccionables por antonomasia: los marcapáginas o puntos de libros. Casualmente, palabras no recogidas en el diccionario. ¿Cómo puede ser qué algo tan importante no tenga un nombre? Curioso, ¿verdad?

Desde pequeña he creado un montón de ellos porque me fascinan, pues podemos utilizar desde una tarjeta de metro a un marcapáginas hecho a mano con mucho cariño por un familiar y cada vez que abres un libro lo ves y piensas en esa persona o en el momento en que te lo dio. Podemos crear marcapáginas con tela, washi tape, fieltro, papel, cartón, plástico, pinzas, imprimibles, papel reciclado, hojas secas, letras adhesivas… todo sirve si se le pone imaginación y creatividad, pero, sobre todo, ganas.


Este marcapáginas es muy sencillo, podéis hacerlo tan solo en 15 minutos:

Material

      1. fieltro de colores con un lado autoadhesivo
      2. washi tapes de diferentes colores
      3. trozos de tela diversos
      4. tijeras

material

Primero tenemos que escoger el fieltro. Todo depende del color que queramos para la parte trasera, ya que en la parte delantera no se verá porque ahí colocaremos los trozos de tela.  Así, encima de la parte autoadhesiva del fieltro, iremos enganchando todos los trozos haciéndolos encajar entre sí, igual que las piezas de un puzzle. Para hacerlo más divertido podéis recortar los trozos con diferentes formas, pero siempre pensando que encajen porque sino, al ser un fieltro autoadhesivo, quedaría pegajoso y podría acabar enganchado a nuestro libro. ¡Y eso no queremos que pase!

P_20150428_185107

Después escogeremos el washi tape que quede mejor con nuestro marcapáginas, todo depende del color del fieltro y de los trozos de tela que hayamos utilizado. En este caso me he decidido por un washi tape liso porque así resalta el estampado clarito de algunos trozos de tela que he colocado, si hubiese puesto un washi tape muy llamativo, toda la atención se la llevaría el washi tape y no el marcapáginas en su conjunto.

P_20150428_190148

Y, por último, tras colocar el washi tape en el borde del marcapáginas, pegando la mitad en un lado y la mitad en el otro para reforzarlo, ya tendremos nuestro fantástico y rápido marcapáginas.

IMG_20150510_230605860 (1)

¿Os ha gustado esta idea? ¿Os animáis a hacer los vuestros?

¡¡Os deseo una feliz lectura con vuestro nuevo marcapáginas!!